5 Recursos adicionales para ayudarte con las venas varicosas y evitar complicaciones

Las venas varicosas tienen un aspecto azul oscuro o morado y pueden sobresalir por debajo de la piel.

Tienden a desarrollarse cuando las válvulas pequeñas en las venas se debilitan.

Estas válvulas generalmente impiden que la sangre fluya hacia atrás a través de las venas, y cuando se dañan, la sangre puede acumularse en las venas.

Esto causa venas torcidas e hinchadas que también se vuelven muy visibles y una de las consecuencias visibles que puedes tener cuando no se curan o tratan a tiempo es tener úlceras varicosas.

Lo ideal es no llegar hasta este punto y para ello, además de visitar a tu médico puedes recurrir a los siguientes consejos para hacerlos desde casa todos los días:

a) Remedios herbales

Tomar extracto de semilla de uva, Vitis vinifera, por vía oral puede ayudar a reducir la hinchazón en la parte inferior de las piernas y otros síntomas de insuficiencia venosa crónica, aunque actualmente hay pruebas limitadas de su eficacia.

Una persona recetada con medicamentos anticoagulantes debe evitar tomar extracto de semilla de uva, como suplemento dietético, ya que puede interactuar con el medicamento y aumentar el riesgo de sangrado.

Resultado de imagen para venas varicosas

b) Elegir ropa no restrictiva

Usar ropa ajustada puede restringir el flujo sanguíneo. Una persona puede encontrar que su circulación mejora al usar ropa holgada que no restringe el suministro de sangre a la parte inferior del cuerpo.

Usar zapatos planos en lugar de tacones altos también puede ayudar con las venas varicosas en las piernas.

c) Mantener las piernas elevadas

Mantener las piernas elevadas, idealmente a la misma altura que el corazón o por encima, ayudará a mejorar la circulación.

Esto reduce la presión en las venas de las piernas y la gravedad ayudará a que la sangre fluya suavemente hacia el corazón.

Una persona debe tratar de mantener sus piernas elevadas si va a estar sentada durante largos períodos de tiempo, como puede ser durante el trabajo o el descanso.

d) Masaje

Masajear suavemente las áreas afectadas puede ayudar a mantener la sangre en movimiento a través de las venas.

Una persona puede usar aceites de masaje suaves o humectantes para obtener efectos óptimos.

Sin embargo, es crucial evitar presionar directamente sobre las venas, ya que esto puede dañar los tejidos frágiles.

e) Sigue moviéndote

Evite sentarse por largos períodos de tiempo. Si una persona tiene que sentarse durante largos períodos de tiempo para trabajar, debe intentar levantarse y moverse o cambiar de posición con frecuencia para mantener la sangre fluyendo suavemente.

Evita cruzar las piernas, esta acción restringe aún más el flujo sanguíneo hacia las piernas y los pies, lo que puede aumentar los problemas de circulación.

Todas estas opciones son un apoyo para que la circulación de la sangre se de y así liberar a tus piernas de tanta tensión.

Sin embargo, la visita al médico es recomendable y, si se te recomienda un tratamiento idóneo de heridas y un buen  médico, estas opciones siguen vigentes y son complementarias.

Resultado de imagen para tratamiento de heridas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *